Tuesday, June 17, 2008

Promesas de borrachos

Recién escuchaba en un conmovedor tema de Zambayonni (El equilibrio del mundo), la siguiente frase destinada a marcar un contrapunto: "Vos sos certeza, yo soy una promesa de borracho en navidad".
¿Son las promesas de los borrachos poco confiables?
A mi no me importan las promesas que me hagan, porque en general los sobrios me mienten descaradamente(*). Pero sí me preocupan las que hago yo, porque mi mamá me dijo una vez que yo había prometido algo que no pensaba cumplir que hacer ilusionar a la gente al pedo es de mala persona y a mi me dio mucha culpa imaginarme a una nena con los ojos grandotes y brillantes desilusionada.
Y claro, resulta que mis promesas son hechas siempre en estado de ebriedad, no tanto porque es el único estado en que no tengo tanto miedo al compromiso, sino porque casi siempre que hablo con otras personas estoy borracho.
El problema se me presenta cuando, al otro día, me pregunto cómo hacer para cumplir una promesa que hice borracho cuando tengo TAN POCAS GANAS de cumplirla. Y la culpa -ya dije lo de la nena de ojos grandes- me obliga a hacer cosas que no quiero hacer.
De modo que las promesas borrachas, en mi caso, son perjudiciales para mí mismo, pero para los demás son absolutamente fiables.

(*) Por incumplimientos de sobrios es que dejé mi trabajo, por ejemplo.

1 Comments:

Blogger maría said...

y si te ponés borracho de nuevo, para cumplirla...no te darán las ganas que tal vez tenías en ese momento?

5:21 PM  

Post a Comment

<< Home