Tuesday, January 31, 2006

Estoicismo

{Este post no tiene objeto más que ayudarme a comprenderme a mí mismo y no es de interés para terceros, los cuales son, de todas maneras, invitados a leer y opinar}

Por un lado, obviamente que no quiero empezar la facultad mañana, nada me gusta menos que tener que ir todos los días a cagarme de calor mientras un señor que se parece mucho a un viejo gagá -aunque con destellos de inteligencia- habla con paciencia de maestra jardinera a una centena de pobres adoquines sobre temas que jamás comprenderán. Pero por el otro, por alguna razón extraña, no estoy disconforme.
Es como que estoy con cierta energía para empezar el nuevo ciclo. Hace una semana decía lo opuesto, que de ninguna manera podía empezar cuando acababa de terminar y que no pensaba dar esa materia por más que me intentaran persuadir cinco inquisidores con sus herramientas de trabajo. A lo mejor es lo increiblemente bien que la pasé en mis vacaciones lo que permite que mis ganas de hacer algo francamente horrible resurjan de las cenizas en que terminaron convertidas al explotar mi cerebro el ultimo fin de cursada, como cada vez. Resulta llamativo que después de chocarme contra la realidad de que no se puede anotarse en cinco materias y vivir al mismo tiempo lo piense volver a hacer y encima me entusiasme la idea.
A lo mejor lo que me impulsa no es lo bien que la pasé sino lo bien que la pienso pasar durante la cursada, pero eso ya sabemos que es mentira, que la voy a pasar mal. De todas maneras tengo nuevos planes que harán más copado -y mucho más cansador- mi cuatrimestre. Se trata de trabajar exactamente el doble que antes, y de cursar de prestado dos materias que ya aprobe, pero que quiero estar presente igual porque me hace bien espiritual e intelectualmente la gente de esa cátedra. Además es posible que el seminario de lógica se vuelva a hacer con lo cual estaré presente para evitar la ira de mi padre, y no creo que haga ninguno de los seminarios para ayudantes porque francamente no tengo tiempo que perder en pelotudeces. Como se ve, se trata de un plan ambicioso. Además quisiera empezar teatro pero eso es tema aparte.
Conclusión: me gusta flagelarme, me gusta sentirme estoico, me gusta no dar más, me gusta tener de qué quejarme, me gusta que todo me salga bien. Y si -dios no permita- llego a perder una materia por irme a europa en el medio del cuatrimestre, no me va a aguantar NADIE la autotortura culpabilizadora de que me haré víctima.

9 Comments:

Blogger Minerva said...

Juajua, el "estoico" se va a Europa... y se siente culpable por dejar una materia!
Yo te asesinaré con mis propias manos, Martino.

3:08 AM  
Anonymous Anonymous said...

:) q tal muchacho
solo pasaba
y asi sin mas me voy
adios+
sol

3:40 PM  
Blogger Martino said...

No voy a dejaar una materia, voy a dejar TODAS las materias, y al volver espero que todas estén ahí esperandome.

5:19 PM  
Blogger Martino said...

Sol: sin comentarios.

5:20 PM  
Blogger Ferdinand Mortnais said...

a eso le llaman "sublimar".

ay! los psicoanalistas!

7:44 PM  
Blogger Martino said...

Si, exactamente, lo llaman sublimar. Has dado en el clavo.

7:50 PM  
Blogger Ferdinand Mortnais said...

en mis tiempos libres ejercito ilegalmente el psicoanalisis.

10:10 PM  
Anonymous Jou said...

Ay, Ferdinand, tenemos tanto en común. Claro que, a mí, Martino no me banca mucho esas pavadas.

10:49 PM  
Blogger Martino said...

Basicamente porque las haces mal.

11:49 AM  

Post a Comment

<< Home