Thursday, March 16, 2006

Un plan brillante.

El plan era brillante. Dejar el auto en el estacionamiento -gratuito- de la facultad, a la que arrivé a las siete de la mañana, irme al centro en taxi con mi jefe, cambiar la plata, tomar el subte hasta el abasto, cortarme el pelo, comprarme ropa, volver a la facultad, hacer el trabajo que tenia que presentar hoy en la biblioteca, cursar hasta las 21:30, sacar el auto del estacionamiento, venir a casa. Hasta ahí todo bien, claro, cumplía con todo lo que tenía que hacer y con honores.

Cuando salí de la facultad con mi jefe no tuve en cuenta que es tan pijotero que iba para tribunales en COLECTIVO. Pero todo bien. Segundo tema, tribunales no es la city, yo pensé que iba para la city y no. Tuve que tomar un subte -caminando trechitos bajo la lluvia entre este y aquel lugar- y bajar en florida, donde ahí sí tuve suerte y pude cambiar la plata a la salida misma de la estación. Subte hacia el otro lado, bajo en Carlos Gardel, abasto, me corto el pelo con cierto éxito. Salgo de cortarme el pelo, el plan un poco atrasado por los contratiempos pero bien diagramado. En el abasto no se puede comprar ropa porque NO LA HAY, tema que no había tenido en cuenta. Está bien, me tomo cinco minutos, me tomo un té, me tomo un taxi a mi casa. En lugar de hacer el trabajo en la facultad lo hago en casa, con la computadora -como dicen las consignas- y todo sale mejor aún. Ya compraré la ropa mañana (piensa el ingenuo).
El tema es que me pongo a revisar todas las fotocopias que saqué de la materia esa, donde me aseguraron que estaba el texto requerido, y ¡Oh!, el texto al que se refieren las consignas no está entre los fotocopiados. Digo "al carajo, no lo hago, materia anual, primera semana, no es ELIMINATORIO entregar el trabajo". Perfecto. Pero entonces ¿para qué voy a ir a la facultad? me quedo descansando y mañana tengo energía para comprarme ropa antes de tener que armar apuradísimo la valija e irme a Londres. Ahora pensá.


Seguí pensando.


Pues CLARO, acertaste, no puedo quedarme descansando porque tengo que ir a la facultad A BUSCAR EL AUTO.


La duda ahora es si al regreso de la facultad pasar por el alto palermo o dejarlo todo para mañana. Conviene ahora, pero la paja mata al gato. Veré.

10 Comments:

Blogger Mr. John Steed said...

El problema comenzó cuando decidiste ir al Abasto a comprar ropa. NO!

3:34 PM  
Blogger Martino said...

Pero no decidi eso, PASABA. Por las dudas, estaba apurado y estaba AHI. De todas maneras ni entre a un local ya me da mucho rechazo ese chopin.

3:52 PM  
Blogger Jou said...

Ya sé, si una vez que te sugerí ir al cine ahí en vez de al village me dijiste que a esa negrada de lugar no ibas. Y después te indignás por Carla.
¿Chimenti es pijotero? Pensé que no.

8:06 PM  
Blogger Martino said...

Jaaaaaajajja. ROLANDO. Mi jefe REAL, no Chimenti.

5:32 AM  
Blogger Ferdinand Mortnais said...

siempre me sonó un poco medieval hablar de "mi jefe".

11:11 AM  
Blogger Mr. John Steed said...

Yo a mi jefe prefiero decirle "Mi Tío".

3:20 PM  
Blogger Mr. John Steed said...

Tipo, "Tío, mañana no vengo porque hoy pienso pegarme una buena curda. Manejalo."

3:21 PM  
Anonymous Martino said...

Bueno te cuento que Rolado ES mi tio. Estamos en la misma.

5:46 AM  
Blogger ... nada para decir said...

que haces aca todavia?

7:15 AM  
Anonymous Martino said...

No estaba aca- Ahora volvi.
Y no me acuerdo mi nombre de usuario no se como carajo postear. (no es que quiera)

7:58 AM  

Post a Comment

<< Home